Maritchu Seitun de Chas brindó una charla sobre “Disciplina y límites en la familia”

El pasado jueves 21 de junio en un salón colmado, el Centro Cultural Las Moradas recibió a la Licenciada en Psicología Maritchu Seitún de Chas quien brindó una charla informativa sobre “Disciplina y límites en la familia ¿Autoritarismo o autoridad? Cómo poner límites con amor y facilitarse la vida con límites y disciplina adecuados".

Con una clara presentación multimedia, Seitún de Chas sostuvo como premisa que “para ser buenos papás tenemos que ser vistos como malos por los chicos. Si esto no se da, algo está mal”. A la vez que bromeó, “si todo está perfecto no van a dejar nunca nuestra casa. Hay que tener claro que no hay educación sin frustración, sin enojo por parte de los chicos. Estaría bueno que en algún momento, cuando crezcan, tengan ganas de irse”.

Según la especialista, la tarea de los padres es sostenerlos de la mano mientras se frustran, ya que no se puede evitar que sufran. “Enojarse no es sinónimo de dejar de querer, más bien es lo contrario. Toleremos que nuestros hijos se enojen”.

Respecto a la colocación de límites, María Seitún de Chas aseguró que “con límites adecuados a uno se le hace más fácil la vida, aunque colocarlos sea muy complicado en un principio, pero tras el esfuerzo inicial, luego todo andará mejor”.

También resaltó que “el 80% de lo que aprenden nuestros hijos lo hacen de lo que hacemos, más que de lo que decimos”.

Además, aseguró que, lo que ella llama “Mirada Enamorada” es muy importante como base de la autoestima de nuestros hijos. “Los padres somos espejo donde se reflejan los chicos, formando su imagen de si mismos”.

Seitún de Chas especificó que “antes se usaba la culpa, era un mundo donde todos coincidíamos, lo que decía mamá era apoyado por la maestra, el cura, el vecino, el policía, etc. Hoy eso no es así por lo cual todo se hace más difícil”. Por eso aseguró que el papel de los padres es “asumir la responsabilidad de que no tengan otra alternativa que portarse bien”.

Consejos para padres

A la hora de dar consejos prácticos para establecer reglas y límites, María ideó un sistema muy sencillo.

Por un lado, a los menores de 4 ó 5 años hay que darles la orden a modo de aviso con un “no hagas o hacé eso” y luego evitar que lo haga. En esta edad el error que cometen los padres es repetir la orden, gritar, enloquecer.

“En esta etapa digo lo que quiero que ocurra y me ocupo de que ocurra. Tengo que poner el cuerpo para que se haga”, aseguro Seitun de Chas. Aquí se da un freno o límite físico, impidiendo la mala conducta.

Para los mayores de 5 años se le agrega un paso a los dos iniciales:

1- No hagas eso

2- Si continuás vas a sufrir una determinada consecuencia

3- Atenete a la consecuencia

Pero aquí también el trabajo de los padres es ocuparse de que ocurra. El error es repetir la amenaza y que se acostumbren, es decir quedarse en el punto dos. Sin embargo, resaltó que cuando el tema terminó debemos olvidarnos de lo que pasó.

También aseguró que “las consecuencias tienen que ser viables y posibles, tienen que ser corta. Si la consecuencia es larga empalmamos un enojo con otro y no sonreímos nunca”, declaró al auditorio.

En esta etapa “los padres se obedecen y aparecen las consecuencias si no se hace. Aquí es donde se logra internalizar a los padres”.

María también le dedicó un tiempo a hablar de las consecuencias, haciendo hincapié en que deben ser lógicas y no vividas como penitencias.

“Las consecuencias tienen que ser cortas, sostenibles y cumplibles (el consejo es un minuto por año de edad), inmediatas, activas y reparadoras (que le permitan al chico aliviar la culpa), en relación con el hecho, proporcionales, que no los llenen de odio, razonables y respetuosas”.

A la vez que resaltó que el sufrimiento no es un requisito indispensable.

Los límites, el fleje de la cancha  

“Los límites son para proteger a nuestros hijos, para que se sienta seguro, cuidado, contenido -aseguró María. A la vez que los comparó con los flejes de la cancha de tenis o las líneas de la ruta”.

También le dedicó un párrafo aparte a la diferencia entre autoritarismo y autoridad y la derivación en tres estilos de padres: autoritarios, gelatina (padres permisivos) y pilar (padres capacitadores). El segundo tiene de bueno el ponerse en lugar del hijo, el primero se destaca por su firmeza, por lo que la especialista asegura que “el 'ideal' es el capacitador emocional, logra una síntesis que toma del autoritario la firmeza y del permisivo la capacidad de ponerse en el lugar del otro”.

Ahí resaltó que “comprender no significa estar de acuerdo, “entiendo, pero...”. Es bueno aceptar lo que sienten y piensan nuestros hijos”.

Maritchu recomendó “decir que SI siempre que sea posible, intentemos lograr un frente común entre los padres, en la duda prevalece el no, aunar criterios, no nos critiquemos delante de los chicos, hay que reaccionar con firmeza, claridad, humor, confianza y fortaleza”.

Para finalizar, retornando a la “Mirada Enamorada” del principio, sintetizó el desafío de los padres, “intentemos que lleguen a la noche diciendo: mis papás están contentos conmigo, entonces yo estoy contento conmigo mismo”.

La última frase de la presentación resumió la idea: “El adulto tiene tanta necesidad de y tanto derecho a la felicidad, la libertad, la privacidad, la consideración y el amor como su hijo”.

Acerca de María "Maritchu" Seitún de Chas

Maritchu Seitún de Chas es psicóloga y posee una vasta experiencia en infancia y adolescencia. En esta oportunidad de unirá al Centro Cultural Las Moradas para aportar sus consejos en temas que preocupan diariamente: la relación entre padres e hijos, el límite de los límites, la autoestima y confianza, la comunicación, entre otros.

La oradora posee una intensa vida profesional. Es licenciada en Psicología (UBA y Universidad Kennedy). Atiende su consultorio particular en psicoterapia de niños, adolescentes y entrevistas de orientación a padres. Es coordinadora del Equipo de psicología, integrante del Equipo de Adolescencia y del pediátrico del Grupo Médico Domingo Savio en San Isidro. Dicta numerosos cursos para madres sobre el mundo emocional del infante, la autoestima e inteligencia emocional, la adolescencia y riesgos, y los límites en la familia.

 
Los datos del Centro Cultural Las Moradas

Dirección: Gualeguaychú 1587 esquina Golfers. Frente a la Capilla Santa Teresita y al St. Catherine's Moorlands School, Tortuguitas (bajada Tortugas CC. Km 37.5 de ruta Panamericana. Ramal Pilar).
Teléfono
: 02320-626101 Nextel 553*9935

E-mail
:
lasmoradas@lasmoradas.com.ar
Horario de secretaría:
lunes a viernes de 9 a 19. Sábados de 9 a 13
 

Acceso a toda la información e imágenes en alta definición ingresando en www.quasarcomunicacion.com.ar/moradas 

Por  imágenes, audios o entrevistas no dude en contactarse

Lic. María Fernanda Ipata
Quásar Comunicación
011-4110-0183
011-15-6096-4656
Nextel: 558*3763
fernanda
@quasarcomunicacion.com.ar
www.quasarcomunicacion.com.ar


AVISO: Bajo las normas del decreto S.1816, título 3º, Sección 301, párrafo (a)(2)(C), un e-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido. Si usted no desea recibir nuestros envíos, sólo tendrá que mandarnos un e-mail sin texto, colocando en la casilla de Asunto únicamente la palabra "BORRAR"; de inmediato suspenderemos nuestros envíos.